martes, 6 de octubre de 2009

Asfixia



En esta ocasión no dio un portazo. Se detuvo unos instantes en el rellano, respiró hondo y empezó a caminar. Detrás de aquella puerta dejaba lo que fue o había sido su única vida, la que él no había elegido vivir. Todo lo que albergaba bajo esas cuatro paredes le había extenuado, le había asfixiado hasta tal punto que el vivir se había convertido en un esfuerzo diario, en un enfrentamiento consigo mismo, en una búsqueda continua de justificación para levantarse cada mañana.
“Es la decisión justa” –se iba diciendo. “Es lo mejor para todos” –continuaba pensando. Mientras caminaba, su rostro reflejaba una serenidad que nunca había experimentado y al mismo tiempo que sus pasos avanzaban hacia la Estación Central, sus pensamientos volaban a velocidades prohibidas, viajando hacia los placeres de una nueva vida.


30 comentarios:

Mar Solana dijo...

La esperanza de un nuevo comienzo concentrada en unas pocas lineas, como el jugo de una excelente naranja.

Y por breve...¡dos veces bueno! ;=))

Me ha encantado, Milagros, bienvenida de nuevo a la blogosfera literaria con este micro tan chulo.

Un abrazo, artista

J.E. Alamo dijo...

¡Uf! Que bien expresado:el alivio de dejarlo todo atrás y sin ira que ese "esta vez no dio un portazo" lo expresa así. Muy bueno

blog familia gomez de rivera dijo...

sigo pensando que lo tuyo son los microrelatos

Mar Solana dijo...

Hola, preciosa:

Me alegro que te haya gustado "La fila", es un micro un poco tristón, casi de los sentimientos que uno alberga en la mitad de su vida, pero también contiene la esperanza de que las decepciones se pueden arrojar al mar y olvidarse para siempre... sólo hay que llegar hasta aquel malecón ;=))

Por cierto, ¿tú te has dado cuenta de que tu microrrelato cumple con los diez preceptos del Decálogo?

¡Estás hecha un hacha!! ;=))

Un beso, querida "rosita" bella.

Marien dijo...

Hola Milagros,
Decirte primero que me encanta que hagas esta entrada y después que cuantas veces, aun con portazo, soñamos con esa vida que se abre diferente ante nosotros, después sabremos si mejor o peor que la que tenemos. Me gustan las historias breves y contundentes, como los portazos.
Ole ole otra vez aqui.
Besos

milagros dijo...

Gracias por vuestras palabras.
Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Me gusta ese comienzo.. borrando tristezas.. Esa valentía y temple a la salida, suave y segura sin violencias ni ruidos..!!

Mi enhorabuena por este relato rotundo y esperanzador..!!

Te prometí que me apuntaría de seguidora cuando publicaras.. pero no veo los seguidores para hacerlo.
Si no los veo.. de todas formas me tienes contigo,Milagros.

Mi abrazo y felicitación.
M.Jesús

Lapiz0 dijo...

La clave estuvo en detenerse y respirar profundo. Cuando vivir se convierte en una lucha consigo mismo. - Es el momento o puede ser demasiado tarde -

Muy buen texto, con gran carga emocional.

Un saludo

TriniReina dijo...

Llegados a ese punto de asfixia, no queda otra que "salir de casa" a tomar oxigeno...

Saludos

Maat dijo...

Hola Milagros.

Vengo a darte las gracias por tu paso por mi blog y, para decirte, que contigo, mi blog ha alcanzado el número 100 de seguidores. Me has dado una alegría inmensa.

Me ha gustado mucho tu entrada. Hay que ser valientes para llevar a cabo lo que hace tu protagonista. Estupendo relato.

Un fuerte abrazo.

Maat

P.D. He dejado unas flores en mi blog para ti.

milagros dijo...

Hola M.Jesús, me hace tanta ilusión que te apuntes como seguidora, que ahora mismo voy a buscar el gadget para ponerlo. Me alegro que te haya gustado mi cortito. Un abrazo.

LapizO: una bonita sorpresa verte por aquí. Vuelve con tus comentarios.

TriniReina: recibe también un saludo mío.

Maat: esta mañana no era una de esas "buenas" precisamene, pero recibiendo esas preciosas flores has cambiado mi humor. Gracias por tu presencia en mi blog. Quiero que sepas que me encanta cómo escribes y el contenido y profundidad de tus relatos. Enhorabuena, siempre.
Un abrazo.

MiLaGroS dijo...

Un abrazo tocaya. Volveré. Milagros

MAJECARMU dijo...

Pao de nuevo a apuntarme.. Estos días estuve de viaje y con el tiempo muy justo..

Ahora me acordé y me alegro de poder hacerlo.. Te vi de protagonista en el blog de Maat y me alegre,porque estas cosas nos ayudan a seguir y a sopesar la importancia de la comunicación..

Mi abrazo y mi felicitación,amiga.
M.Jesús

ROSA G.C. dijo...

hola milagros, muy bien escrito, hasta yo he sentido angustia...
saludos
Rosa.-

Sonia dijo...

Hola Milagros!

Ya tenía yo ganas de una historia tuya! Y me ha encantado. Muy bien reflejadas las ganas de pegar un portazo y cambiar de vida de tu personaje.

Un abrazo

TitoCarlos dijo...

Tomé la decisión y esperé a que callaran los llantos y los reproches. En cuanto estuve solo, una sonrisa cruzo mi rostro... ¡Por fin!

Lo has expresado muy bien.

Joan Villora dijo...

Describes muy bien las sensaciones del personaje.

Aunque como éste estaba tan asqueado y con pensamientos tan derrotistas “decisión justa”, “es lo mejor para todos” y parecía tan decidido a realizar un acto grave “ …su rostro reflejaba una serenidad que nunca había experimentado” que cuando se encaminaba ”… hacia la estación central… “

No sé si les ha pasado a los demás, pero sólo al final me he dado cuenta de que no quería tirarse a las vías del tren, si no cambiar de vida.

Quizá quedaría mejor si dejaras entrever que va a alguna otra parte (que se mencionen varias maletas, por ejemplo)

Joan

milagros dijo...

Hola Milagros, bienvenida. Pásate cuando quieras.

M.Jesús, ya te he visto!!

Rosa y Sonia, qué bien tener un pedacito de vosotras por aquí.

Hola Tito Carlos, muy buenas tus palabras, una forma tranquilizadora de tomar decisiones.

¿Qué tal, Joan?, me has hecho reflexionar sobre el tema. La verdad es que no se me había ocurrido el suicidio, más bien era una forma de liberarse de su entorno. Pero no me desagrada la doble idea, si desea suicidarse es su decisión con su particular modo de entender la felicidad. Gracias por tu comenterio.

Un abrazo a todos

DEMOFILA dijo...

¡Quien pudiera dejar atras el pasado?, pero veo por tu magnifica entrada que se puede hacer, me has hecho vivir esos momentos en que se deja todo atrás, para empezar una nueva vida, tiene que ser dificil hacerlo, tu entrada lo hace vivir de una manera natural.
Me he tropezando con tu blog en el de Andalucía, y me ha encantado encontrarte, he leido varias de tus entradas, y, si no te importa, volveré para leer un poco más.
Un beso de esta amiga bloguera, buenas noches guapa, que descanses y sueñes con lo que te haga más feliz.

milagros dijo...

Demofila, un placer tenerte por aquí. Me alegro que te haya hecho vivir con naturalidad la desesperación y seguidamente la esperanza. Aunque sabemos que no debe ser nada fácil, pero cuando morimos un poco se debe recuperar fuerza de donde sea para nacer un poquito más.
Un abrazo

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Todos quisiéramos alguna vez tener esa valentía. Aunque hay quien se pasa la vida dando ese portazo, y empezando desde el suelo una y otra vez.

Lapiz0 dijo...

Quizá quedaría mejor si dejaras entrever que va a alguna otra parte (que se mencionen varias maletas, por ejemplo)

Joan ... a mi me gusta que la gente saque sus propios finales... fijate que si lo lees un dia positivo le das un final feliz y si no al tren o con un cuchillo en la mano vuelve a terminar con todo.

milagros dijo...

Hola, José Miguel. Es cierto que a todos nos gustaría ser así de valientes, verlo tan claro. A veces es una mezcla de cobardía y cariño, no queremos herir a nuestros seres queridos al tomar esa decisión.

Gracias LapizO por tu sugerencia. Lo había pensado pero al final me gusta que quede de esta manera, como si no hubiese sido premeditado. Una decisión en un último instante y todo lo mandas a paseo. Eso sí, con serenidad, con esa frialdad que se necesita para tomar ciertas decisiones.

Un abrazo

Mar Solana dijo...

Un enorme beso y una bella rosa para mi "rosita" prefe...

¿Has visto que rosa más bonita te traigo? :=))

Máximo Cano dijo...

Bién escrito y en cuanto al contenido... cuantos portazos debieramos dar...casi casi a diario

Con mis pies en el suelo dijo...

Por fin has vuelto!
Ya teníamos ganas.
Pocas palabras pero para decir mucho.
Un beso.

milagros dijo...

Mar, gracias por la rosa. Ya está puesta en agua y en un precioso jarrón de cristal.

Hola, Máximo. Tienes razón, hay que ver la cantidad de portazos que deberíamos dar en muchas situaciones.

Hola Vanessa, me alegro verte por aquí. Pasaré a visitarte.

Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Feliz domingo para ti también amiga..Hoy recordamos a los que se fueron,pero siguen con nosotros en el corazón y en la esencia..

Mi ánimo y mi abrazo siempre,Milagros.
M.Jesús

Felisa Moreno dijo...

Hola Milagros, venía a darte las gracias por el comentario que has dejado en mi blog y me encuentro con un micro muy apetecible, qué dificil es cortar con todo y qué bien lo has expresado.

Un abrazo

Alosia dijo...

Has expresado en poco texto lo suficiente para saber que era una decision bien meditada.
Saludos.Alosia.