lunes, 25 de enero de 2010

Testigo silencioso




Faltaban pocos minutos para las once de la noche. Escuchó el motor del jeep y poco después sus risas y susurros. Miró a través de la ventana del salón principal. Una esplendida luna llena le permitió distinguir sus siluetas y reconocer sus rostros antes de llegar al porche de la casa. Entraron regalándose besos y caricias. Apoyaron la bolsa de la compra sobre la mesa de madera y sin cerrar ni siquiera la puerta comenzaron un apasionado ritual de suspiros.

Logró alcanzar el trastero y se escondió en él, con la rendija de la puerta entreabierta, ofreciéndole un espectáculo cargado de pasión y deseo. Apenas dos metros le separaban de los cuerpos de su mujer y su hermano. Percibió el perfume preferido de su esposa. Sintió su fragancia mezclada con el sudor de sus cuerpos. Un sabor agrio le subió por la garganta acompañado de náuseas y un ligero mareo. Sus piernas le temblaban y sus puños se cerraron con tal fuerza que las uñas se hundieron en la carne. Sus ojos se clavaron en las piernas de Elvira, que más bellas que nunca, se aferraban al cuerpo de David apretándolo contra su pecho. Su boca, entreabierta, musitaba palabras que no alcanzaba entender y era silenciada por la lengua de su hermano, que recorría con furia todos los rincones de su mujer, inaccesibles para él desde hacía algún tiempo.

Se sorprendió a sí mismo repleto de ira y de cierta excitación que no lograba concebir. Maldijo el momento que se le ocurrió la idea de sorprenderles en medio de su ritual amoroso. Lucas había prácticamente crecido a su hermano David desde que sus padres muriesen en un accidente de tráfico cuando eran apenas unos críos. Sus ojos no podían creer que ese ser de su misma sangre le había arrebatado lo que más quería en el mundo. Aturdido y cada vez más excitado no apartaba la mirada de ese par de animales en celo, cuyos cuerpos yacían desnudos por el suelo de madera, revolcándose, sin otra iluminación que la tenue luz de la luna, devorándose hasta la saciedad, amándose como jamás lo habían hecho.

Trastornado, Lucas salió de su escondite con una sensación de asco y placer. Decidió marcharse sin hacer ruido. La puerta seguía todavía abierta.

29 comentarios:

MAR SOLANA dijo...

Uf, rosita, uf, uf...;=)

Yo también he sido testigo silencioso de esta infidelidad entre hermanos...el eterno tema de Cain y Abel sobre el tapete...por un momento creí...¡pues que te ibas a meter de lleno en un crimen pasional y se me han puesto los pelos como escarpias, maja ;=))! Menos mal que decide largarse...

Muy bien transmitidos esos sentimientos paradójicos de amor-odio, asco-placer, aturdimiento-excitación...

Sólo una cosita, que supongo que es una jugarreta del procesador:

"Lucas había prácticamente crecido a su hermano David desde que sus padres muriesen en un accidente de tráfico cuando eran apenas unos críos".

Supongo que querrás decir: "...había prácticamente visto crecer..."??

Me ha encantado, transmites muy bien todas las emociones, rosita.

Un beso, preciosa. Tienes en mi blog "La rosa azul" para que te la traigas aquí. Está en las entraditas fijas de la izquierda y se titula:
"UN SALUDO DE MI BELLA MEULEN" ...

Tom Zeta dijo...

Que fuerte! Percibo frustración e ira en el tal David... y unas ganas de desahogarse...XD

Maat dijo...

Hola Milagros.

Me temía lo peor... Pero afortunadamente Lucas decidió marcharse. Es un estupendo relato que mantiene el interés del lector desde la primera palabra y transmite pulcramente cada una de las sensaciones que describes. ¡Genial!

Te dejo un abrazo.

Maat

Sonia dijo...

Menuda doble traición! Las dos muy dolorosas, pero la del hermano aun más... Muy fuerte, la verdad.
Narrado como siempre con tu estilo sencillo y elegante. Siempre he dicho que tenías tu propia voz, y es cierto, creo que podría adivinar qué relatos son los tuyos sin saberlo. Un beso.

iliamehoy dijo...

Bueno, intrigante y pausadamente desgranado.
Una sonrisa

J.E. Alamo dijo...

Climax y anticlimax perfectamente manejados.

maria jose moreno dijo...

Que bueno, Milagros. Me has tenido en vilo hasta el final. Un besazo y enhorabuena

milagros dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Me alegro que os haya gustado.

Mar, gracias por esa rosa azul. Ya vendré a recogerla para colgar en mi blog.
En realidad pretendía dar una imagen de un hermano bastante mayor que el otro, de ahí a que lo creciese y se sintiera doblemente traicionado.

Un abrazo a todos

Marien dijo...

Hola Milagros,
Me has tenido agazapada esperando con el marido doblemente traicionado conteniendo la respiración. En este caso lo mejor ha sido marcharse, allí no había sitio para nadie más. Ha optado por irse sin hacer ruido, lo mejor.
Muy bien contenidas las emociones y un final que podía haber sido de otro modo más terrible.
Besos

Miguel Baquero dijo...

Me ha dejado pensativo ese final en que aparece la palabra placer, sentido por el protagonista. Y puede ser, la verdad es que el hombre es siempre un misterio. Una constante paradoja.

Enhorabuena por dejar ahí ese inquietante final

Yo también he notado eso de "Lucas había prácticamente crecido a su hermano David". Imaginé que querías decir "criado".

MAJECARMU dijo...

Milagros,gracias por tus palabras y tu calidez.Vuelvo,aunque nunca me fuí,estuve cerca de vosotros.

El relato nos llega hondo y es muy real,consigues meternos en los ojos y alma de Lucas y sentir con él..tántas cosas..!

Al ser humano siempre le atrae lo que tiene el "otro".La vida nos va probando,modelando y madurando a través de distintas etapas emocionales.. y esta es una de ellas..!

Mi felicitación y mi abrazo siempre,Milagros.
M.Jesús

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Qué bueno darse una vuelta por internet y encontrar cosas así de buenas.

sue dijo...

Mejor no meterse donde a uno no le han invitado... creo yo.

ROSA G.C. dijo...

Uff! menudo trago... yo no sé si me hubiera podido marchar.
Muy bien logrado el ambiente de tensión.
Besos
Rosa.-

MAR SOLANA dijo...

Hola rosita:

Vengo a dejarte una de mis fragantes rosas recién florecidas...

¡Ponla en agüita!

Muchos besos ;=)

Máximo Cano dijo...

Bien narrado. Suena duro, pero nadie gobernamos nuestros sentimientos.

Saludos.

MAJECARMU dijo...

Gracias por tus palabras,Milagros.
Espero,que todo vaya bien..
Te dejo mi abrazo de primavera,lleno de luz y esperanza,amiga.
M.Jesús

Sofia dijo...

Hola Milagros:
He entrado en tu blog a ráíz de conocerte a través de tu primera entrada en el de mi sobrino Jorge Brown (entrada por la que te doy las gracias).
He leído tu relato y me ha gustado bastante sobre todo el final. Esa puerta que qued abierta es todo un mundo abierto también a la imaginación de cada lector.
Un saludo
Sofía Pereira

milagros dijo...

Aunque no os haya dado las gracias, que sepáis que me encanta vuestra visita y vuestras palabras.
Un fuerte abrazo.

MAR SOLANA dijo...

QUERIDA "ROSITA" MILAGROS:

Vengo a transmitirte mi gratitud por tus palabras en el blog de Jorge y por interesarte en su triste historia.

Te dejo un ramo de rosas fresquitas para que te alegren la semana y llenen tus días de fragantes sueños...

Un besote, preciosa...

PSD: ¡A ver cuando nos deleitas con otra historia!!

milagros dijo...

Estaré fuera de la blogosfera durante unos días, así que no podré visitaros hasta la vuelta. Espero no echaros de menos.
Un fuerte abrazo.

MAR SOLANA dijo...

Pues nosotros sí te echaremos de menos, ¡qué digo...ya te echamos de menos!!!!

Espero que todo vaya bien, rosita ;=)

Esta vez no te traigo una rosa porque están a tope de polen y rápido me pongo a...aaaaaatttttchííííísssssssss!!!!

Besos.

El Museo de la Luna dijo...

Una sugerencia. Para comodidad de los lectores del blog, te recomiendo que modifiques un detalle.

Dentro de tu blog, en "Configuración", ve a la sección de "Comentarios" y en ella, donde pone "Ubicación del formulario de comentarios", elige la opción número dos: "Ventana emergente".

De esa forma los amigos que te escriben comentarios no salen de tu página, sino que les aparece una sub-ventanita flotante muy mona. Así no hay que andar yendo hacia atrás para volver a la página principal.

Un saludo.

elsilenciohechopalabra dijo...

Maribel dijo: (El silencio hecho palabra)

¡Que monas son todas con sus regalitos y sus rosas! No sé que decir, pues todo te lo han dicho ya. Solamente darte las gracias porque todo es hermoso, y cada historia tiene su "aquel" que se parece en algunas cosas a tantas historias vividas o imaginadas...

Bueno, a ver si te vemos por el blog de Jorge.

Feliz día de la madre aunque con dos dias de retraso. ¡Feliz primavera 2.010!

Un beso
Maribel.

PD. Me encanta toda la música de todos los blogs. ¡Que buen gusto!

MAR SOLANA dijo...

Milagros, paso a dejarte mi cariño y el deseo de que todo esté bien en tu vida y tu ausencia se deba sólo a falta de tiempo...

Muchos besos, querida compañera.

El Oso Rolo dijo...

http://lacuevaderolo.blogspot.com/

MAR SOLANA dijo...

Querida Milagros:

¿Sabes? Aunque tú no lo creas, se te echa de menos por este saloncito virtual...

Espero que estés bien, rosita, y que las vacaciones te hayan permitido cargar baterías para volver a ofrecernos tus historias,
¡¡qué también echamos de menos!! :)

Un abrazo enorme, Milagros.

Si necesitas una amiga y un ciber hombro ;) ya sabes mi correo, ¿ok?

Pero por faaaa... ¡¡danos señales vrtuales de vidaaaa!!! :)

Más besos

milagros dijo...

Hola Mar,
Te mando un fuerte abrazo desde este espacio virtual donde todavía no me apetece permanecer más de un minuto seguido.
Un besote,
Milagros

Frine Laena dijo...

Otro blog abandonado más. Siento que cerrases el blog, , esto es una catástrofe
¿Me donas tu blog?