sábado, 14 de febrero de 2009

Un pedacito de cielo

Un pedacito de cielo

Fernando ha recogido su manta, la ha doblado y seguidamente la ha introducido en su carrito de supermercado situado al otro lado del banco. Por almohada utiliza una bolsa grande de El Corte Inglés llena de ropa que le donó una mujer. La usa como cojín porque no se fía de la gente. Hay mucho ladrón suelto, dice. Él tiene experiencia en esto. No hace mucho invitó a un individuo que conoció en la estación de Francia, a compartir su lecho y a comer unas hamburguesas de Mc Donald’s que pagó con un Ticket Restaurant que le regaló un colega suyo. Al día siguiente le había desaparecido todo su carro con sus pertenencias dentro. Fue un duro golpe.

Le gusta la Diagonal. En apariencia es un lugar muy caótico, lleno de ruido y de coches, pero él tiene su propio espacio. Un espacio que ha hecho suyo. Por las noches mucha gente pasea con sus perros, los sueltan para que puedan correr por el césped. Son personas agradables, alguna de ellas le mira y le sonríe, alguna que otra le da las buenas noches. Los vecinos de la zona ya le conocen y en muchas ocasiones le facilitan ropa y comida caliente para él y para Muslo, su perro. Lo único que le fastidia son algunos ciclistas que circulan fuera de su carril a gran velocidad, que le dan grandes sustos. Hay momentos que Muslo se enfada con ellos y se pone a ladrar.

Fernando eligió el banco que se encuentra justo debajo de una gran palmera. En verano, es una gozada. Todo el banco para él, con la sombra más grande de la avenida. A tan solo unos metros tiene una fuente, donde todas las mañanas cuando se despierta va a lavarse la cara y los dientes. Hace dos semanas que conoció a Nika, una rusa muy guapa que andaba buscando un traductor para leer una carta de su hija. Da la casualidad que él conoce esta lengua desde que estuvo en Moscú durante cinco años. Allí colaboró como arquitecto en la creación de un proyecto muy importante para la ciudad.

Pues eso, que ahora desde que conoció a Nika, se lava los dientes cada día para tener un buen aliento al acercarse a ella. Es una mujer preciosa. Él cree que es la más guapa de la tierra. Es simpática y muy dulce. Ella vive en una habitación que le ofrece una familia muy generosa, a la que no tiene que pagar nada, porque nada tiene.

Un día de estos hablará con Nika. Le quiere proponer que se venga con él a su banco, que deje la habitación. Ahora se acerca la primavera y se está mejor fuera al aire libre que dentro, rodeada de paredes. Él odia las paredes. Hace mucho que vive en la calle. Desde entonces se siente feliz y libre. Hay muchos momentos del día que se tumba en su banco y con los ojos bien abiertos contempla ese pedacito de cielo azul manchado únicamente por algunas nubes blancas que son barridas por las ramas verdes y largas de su palmera.

Los inviernos son más duros. Hay ocasiones que pasa la noche en algún cajero y en otras, sobre todo las noches mas frías, la guardia urbana lo recoge y lo traslada hasta un albergue municipal. Él no le pide más a la vida. Esto es su vida, la anterior a estar en la calle la ha borrado por completo de su memoria. No habla con nadie de ello. No existe.

Muslo es lo más importante para él. Le puso ese nombre cuando lo recogió en la calle, ahora hace cuatro años. Decía que sus patas parecían muslitos de pollo y de ahí su apodo. Es un perro muy bien educado, de eso se ha encargado Fernando.

Está anocheciendo. Hoy tiene que levantarse y dar una vuelta por el barrio. Ha llegado la furgoneta del ayuntamiento para regar la calle. Coge su carro y empieza su corto paseo. Muslo le sigue fiel, moviendo la cola y regalándole infinidad de lametazos.

.

2 comentarios:

Mar Solana dijo...

Hola Milagros:

Me he "colado" en tu blog, me gusta.
Eres romántica, sensible y sabes comunicarlo.
¿Existe alguna forma de seguir tu blog?
Un abrazo

milagros dijo...

Hola Mar.
Ha sido para mí una sorpresa verte por aquí. Te he visto por casualidad en mi Pedacito de cielo.
No sabes la ilusión que me hace que te guste este humilde blog, mi blog.Aquí tengo todo lo que escribo, los relatos del aula, algunos míos y algunas reflexiones.
Bienvenida.

No sé muy bien como puedes seguirlo, yo tengo en la parte frontal, a la izquierda, MI LISTA DE BLOGS(que te lo ofrece el "blogger") y desde allí van saliendo automáticamente todas las entradas de los blogs que sigo.

Un abrazo